¿POR QUÉ HOMBRES Y MUJERES EN TODO EL MUNDO SE INVOLUCRAN EN RELACIONES SEXUALES EXTRAPAREJA A PESAR DE LOS RIESGOS PARA SUS PAREJAS, HIJOS, ESTATUS SOCIAL, BIENESTAR ECONÓMICO Y SALUD?

Como seres humanos tenemos la condición innata de poder variar en nuestras diferentes funciones y también de responder a diversos estímulos (Teoría de la variante fisiológica de Fernando Bianco). Según esta teoría, el que una persona se active sexualmente con otra que no sea su pareja, hace parte de su variabilidad y es signo de que su organismo responde a estímulos sexuales y ¡eso es fisiológico! Hay integridad orgánica para que pueda darse una respuesta sexual.

Otra cosa es que lo anterior sea socialmente rechazado en la mayor parte del mundo. Se ha demostrado que aproximadamente 70% de hombres y mujeres “han sido, son o serán infieles” en algún momento de su vida (Tsapelas, I, Fisher, H y Aron, A, 2010). Todos quisiéramos quedar en el 30% restante…

 

Existen teorías y estudios científicos de factores biológicos, psicológicos y sociales que llevan a las personas a tener relaciones sexuales con extrapareja: la insatisfacción en su relación primaria por diferentes causas, la insatisfacción de necesidades afectivas, el aburrimiento por falta de soporte emocional y una pobre comunicación no asertiva además (asertividad es decir lo que se siente y se piensa sin experimentar ansiedad, rabia, culpa o miedo).

 

Se han encontrado asociaciones entre relaciones sexuales con extrapareja y algunas características de personalidad. Hombres y mujeres más extrovertidos, que se consideran socialmente más deseables y/o que son más susceptibles al aburrimiento, tienen mayor probabilidad de buscar ejercer la función sexual por fuera de la pareja. Igual ocurre cuando media el alcohol o hay una depresión.

 

Relaciones con desequilibrio de poder en alguna de sus áreas (económica, afectiva, profesional), tienen mayor probabilidad. Parece que altos ingresos y el trabajo fuera de casa, aumentan las probabilidades debido a las oportunidades que ambas cosas favorecen. La falta de ejercicio de la función sexual durante el embarazo o en los días cercanos al nacimiento de un hijo son factores asociados.

 

Parece ser que la presencia y activación de genes relacionados con la regulación de sustancias como la Oxitocina y la Vasopresina ha sido asociada con la duración de las relaciones monógamas.

 

Con todo lo anterior, una experiencia sexual con extrapareja puede también cumplir la función de: ganar la atención de su pareja y/o indicarle su insatisfacción con la relación. Una relación sexual extrapareja descubierta, puede contribuir a fortalecer la relación o a provocar su ruptura. Se recomienda buscar ayuda profesional, para identificar elementos que permitan una toma de decisiones más racional y con menor carga emocional.

SEXUALIDAD

Deja una respuesta

dos × 1 =